Páginas vistas la semana pasada

viernes, 8 de febrero de 2013


Ilustres Onubenses


Es curioso, la cantidad de gente importante, que ha dado la provincia de Huelva y que han ocupado cargos de responsabilidad y, al ser divulgado su caso solo en el ámbito local o comarcal,  son desconocidos a la mayoría.
Ahora con nuestras incursiones en Internet, algunas veces nos encontramos con la referencia a alguno de esos paisanos y nos da alegría conocer, lo que hicieron,  que fueron, o la proeza que protagonizaron.
Ayer, indagando para otro tema, me encontré con Juan Gualberto González Bravo, que nació en Encinasola el 11 de julio de 1777 y cuando fui consiguiendo datos biográficos me entusiasmé leyéndolos.
Juan Gualberto González Bravo, que era nieto del escribano del Cabildo de Encinasola, hizo sus estudios en Badajoz y Sevilla y paso a ejercer cono Letrado en la Real Audiencia  al mismo tiempo que impartía clases en la Universidad de Sevilla.
Expresó sus deseos de marchar a la América colonial y fue nombrado Oidor de la Real Audiencia de Guatemala, de donde, después de cinco años, regresó a España ya que había sido nombrado Fiscal del Supremo Consejo de Indias.
Su labor fue premiada por el Rey Fernando VII, que le nombró en 1833 Ministro de Gracia y Justicia, cargo en el que fue relevado el 16 de enero de 1834, después de la muerte del Monarca. Más tarde fue elegido como  miembro del Congreso de los Diputados, por la provincia de Huelva, por la que posteriormente fue designado Senador.
Era muy destacado como hombre de letras, lo que reconocía la Real Academia Española que lo incluyó en el “Catalogo de los Escritores que pueden servir a la Autoridad”. A esto se unía  su afición a la música en la que interpretaba obras clásicas con su violín. A todo ello se sumaba su prestigio como político y jurista.
Nunca  contrajo matrimonio y fue cuidado en su vejez por una ahijada hasta noviembre de 1857 en que murió. Su última voluntad fue que su entierro fuese  sencillo  y sin ninguna solemnidad.
Su testamento donde expresaba su intenso amor por Encinasola, benefició al pueblo con una cantidad importante para que se realizasen obras de utilidad.
                                      Angel Custodio Rebollo

No hay comentarios:

Publicar un comentario