Páginas vistas la semana pasada

martes, 19 de febrero de 2013


ANDRES DE TRUJILLO

El emperador azteca Moctezuma II era hijo del emperador Axayacatl, que sucedió a su tío Ahuitzotl en 1502. Su primera empresa al subir al trono, fue la victoria de Atlixco. Si bien en principio se condujo con mucha prudencia y contribuyó al desarrollo de la industria y el arte, degeneró en un mal carácter y despotismo. Tenía espíritu guerrero y venció a los guauhtemaltecas, a los mixtecas y a los zapotecas. Estaba en guerra constante con sus vecinos y conquistó Honduras y Nicaragua. Construyó una importante conducción de agua potable.
Pero cuando llegó Hernán Cortés en 1519 en la conquista de México. Moctezuma se le rindió y estuvo libre hasta que la guarnición española en Veracruz fue  asesinada  por los indígenas y Moctezuma fue confinado en su palacio.
Hay una anécdota relacionada con el encarcelamiento de Moctezuma relacionada con un personaje nacido en Huelva y aunque tiene tintes “escatológicos” no me resisto a contarla.
El personaje se llamaba Andrés de Trujillo y como dijimos antes había nacido en Huelva en el mismo año de la partida de la primera expedición de Cristóbal Colón, pero no se conoce la fecha de su llegada a Indias.
Durante el confinamiento de Moctezuma en su palacio, uno de los encargados de hacer guardia era Andrés de Trujillo, ya que estaba muy considerado entre la tropa por ser un hombre alto, fuerte y muy valiente. Durante su turno de guardia, Andrés se dedicaba a “expeler sus ventosidades”, con el consiguiente mal olor y sonoridad, que ocasionaba evidentes molestias al real prisionero, lo que motivó que Moctezuma se quejase repetidamente de la pestilente conducta de su guardián, quién por dicho motivo fue relevado de dicho servicio.
Trujillo participó también en la conquista de Tenochtitlan, donde fue como marinero de uno de los bergantines.
Hay constancia que en 1540 estaba en México y años después murió  luchando contra los indios.
Cuando Moctezuma fue liberado por Hernán Cortes y al estallar el levantamiento de los indios en Nueva España, el emperador hizo de mediador, por lo que fue apedreado por sus compatriotas, sin que quisiera defenderse.
                                                                     Ángel Custodio Rebollo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario